12.marzo.2010

Fe@… pero te quiero…

Por: Karin Sian
Psicologa Clínica especializada en Orientación Escolar, Vocacional y Laboral

Vamos a hablar de algo hoy de lo que tal vez no has puesto atención hasta ahora. Tu imagen. Que piensas de ti mism@? Eres fe@, bonit@, gord@, flac@, alt@, baj@? Te das el tiempo para observar lo bueno y malo de ti? Si no lo has hecho hasta ahora, o si ni siquiera te había pasado por la mente sigue leyendo, tal vez esto pueda interesarte.

Hay algo muy dentro de nosotros, que se conoce como autoestima. Si, se que tal vez tus maestros, los psicólogos escolares y medio millón de personas mas ya te tienen aburrido del mismo concepto pero yo hoy te voy a hablar de la autoestima como parte de tu conciencia. La autoestima no es más que la valía que tu mismo te colocas, ese valor que le das a tu persona como ente físico y social, como todo. Y si, aunque no lo creas, tu mismo te colocas tu valor. La sociedad, la familia y la escuela colaboran bastante a tu propio concepto de autoestima, a tu valoración, eso si se los permites. En todos lados siempre estamos recibiendo bombardeos de mensajes tanto buenos como malos, es cuestión nuestra el sentido que les vamos a dar.

Si una persona crece en un lugar en el que no se cansan de repetirle que es un inútil, muy probablemente crecerá con esa idea, y cuando sea un adulto se considerara a si mismo un inútil. Y si por el contrario recibe mensajes positivos, su futuro será considerablemente diferente. Aunque claro aun así, la persona puede modificar estos dos futuros. Como? Es muy sencillo. La vida te da experiencias de diversas índoles, pero eres tu el que le da el sentido a la vida que quiere tener. Si has vivido en un lugar negativo, lo mas seguro es que tu visión sea negativa, pero tu puedes modificar eso, ya que en tu interior no es eso lo que sueñas. Que tan grandes son tus sueños? Son sueños de dinero, fama, felicidad? La ley del secreto dice, que así como pones ahínco en pedir lo que necesitas, así vas a atraerlo a tu vida.

El autoestima se crea desde los 5 o 6 años, que es cuando el niño o niña va dándose cuenta del ambiente que lo rodea, cuando comenzamos a crearnos un concepto de cómo nos ven nuestros mayores, es decir nuestros padres, maestros, etc., y es en este momento de la vida, en la que cualquier estimulo sea positivo o negativo nos afecta de forma permanente. El modo en que nos sentimos con respecto a nosotros mismos, a nuestro concepto y a nuestra propia valía, influye mucho en las decisiones que tomamos a diario, ya que en ellos va nuestra firma personal. Como seres humanos nos preocupamos siempre de modificar y cambiar lo que esta fuera de nosotros, pero en ningún momento esta modificación incluye lo que esta dentro de nosotros.

Todos tenemos en el interior sentimientos no resueltos, aunque no siempre seamos conscientes de estos. Los sentimientos ocultos de dolor suelen convertirse en enojo, y con el tiempo volvemos el enojo contra nosotros mismos, dando así lugar a la depresión, aunque este ya es otro tema. Estos sentimientos aunque a veces no sean conscientes, nos afectan, como ejemplo podría ponerte digamos que en tus primeros años de primaria te caíste en frente de todos tus compañeros en una mañana deportiva, puede ser que cumplas 20 o 30 años y que olvides el incidente, pero siempre habrá algo, la parte humillante de esa experiencia la que te hará recordar siempre lo que ocurrió. Y puede ser también que esa misma situación en tu vida adulta te convierta en una persona temerosa de realizar actividades en público siempre por el recuerdo de la humillación que sufriste de niño. A que nunca te habías puesto a pensar en eso?? De donde crees que provienen tantas conductas que tienes actualmente, del destino?? No lo creo.

Tú tienes un concepto de ti mismo, que es el que le muestras a los demás, es esa imagen pública que tienes para enseñarle a la gente que esta cerca de ti, a los que se supone que te conocen. Pero normalmente tenemos una mascara, porque pensamos que si le mostramos al mundo la realidad de nuestra personalidad, ellos no van a aceptarnos tal y como somos. Pero te tengo una sorpresa, ellos también tienen una mascara. Y actuamos así porque tenemos miedo, tenemos miedo a quedarnos solos. Y déjame decirte que esa es una característica primordial de la baja autoestima. Tememos que los demás nos abandonen, que no nos quieran por ser lo que somos y como somos. Y no te digo que tu temor no tenga fundamento, pero es un poco limitante porque no te permite ser tan autentico como tu lo deseas, te impide ser la persona que tu deseas ser ante todas las cosas. Podría alargarme y describirte las características buenas y malas la autoestima y todo eso, pero creo que este artículo seria demasiado largo y aburrido, lo único que puedo decirte es que para vencer el temor antes debes fortalecerte como persona.

Eres único e irrepetible, y eso deseo que te lo memorices y de ser posible lo escribas en algún lugar visible y lo veas cada vez que puedas. Mi mamá suele decirme siempre, siempre hay un roto para un descosido, así que no temas pensando que no eres lo suficiente para alguien, va a llegar un momento en que la persona que sea para ti decide ir a lo mas alto del árbol de manzanas y escoger a la mas hermosa, y si antes pasan miles de personas y deciden quedarse con las que están tiradas y podridas, no temas, que el sabor que tendrán para ellos no será muy agradable.

Esta entrada fue escrita por webmaster, publicada el a las 11:36 am, archivada bajo Enseñanzasy etiquetado, , , , , , , , , , . Bookmark el permalink. Sigue cualquier comentario con el RSS para esta publicación. Publica un comentario o deja un trackback: Trackback URL.

2 Comentarios

  • Publicado noviembre 16, 2010 a las 10:45 pm | Permalink
    Monica

    Muy buen artículo.. espero que muchos puedan leerlo y creerlo…!!

  • Publicado marzo 22, 2011 a las 1:00 pm | Permalink
    Evelyn

    Hola.

    Que artículo tan bonito y tan relacionado con tantas cosas que pasan dia a dia por nuestras mentes, lo más bonito que le encontre a este articulo fue: el sentido a todos esos pensamientos tan negativos ya que esos nosotros mismos nos los forjamos!

Publica un comentario

Tu correo electrónico nunca es compartido. Campos requerido está marcados *

*
*
npixels estudio

© 2009 Jeshua. Todos los derechos reservados.
Utiliza WordPress